Al concluir 2014, había 59,5 millones de personas desplazadas forzosamente en el mundo como consecuencia de la persecución, los conflictos, la violencia generalizada o las violaciones de derechos humanos.

Cuando se redactaba este informe no se disponía de una cifra actualizada sobre el desplazamiento forzoso, pero dado que el número de refugiados, solicitantes de asilo y desplazados internos en el mundo siguió aumentando en 2015, es probable que la cifra haya superado con creces los 60 millones.

Durante el primer semestre de 2015, las oficinas de ACNUR informaron de la existencia de al menos cinco millones de nuevos desplazados. Alrededor de 4,2 millones fueron desplazados por primera vez dentro de su propio país, mientras que 839.000 lo fueron a través de fronteras internacionales. En el mismo periodo de 2014 había 5,5 millones de nuevos desplazados.

Además, en 2015 Europa ha experimentado la llegada de un número excepcionalmente grande de refugiados y migrantes por el mar Mediterráneo, en su mayoría procedentes de la República Árabe Siria y de otros países y regiones afectados por los conflictos. Dado que la mayoría de estas llegadas se produjo después de junio de 2015, sus cifras sólo figuran parcialmente en este informe.

Este informe analiza las tendencias del desplazamiento del primer semestre de 2015, basándose en estadísticas recabadas por ACNUR, gobiernos y organizaciones no gubernamentales (ONG). Salvo que se especifique lo contrario, las cifras se limitan a hechos ocurridos antes del 30 de junio de 2015. Las estadísticas incluidas en este informe deben considerarse provisionales y susceptibles de modificación, especialmente en relación con las tendencias de asilo.

REFUGIADOS

El número total de refugiados ha aumentado de forma significativa y sistemática en los últimos cuatro años. Desde los 10,4 millones del final de 2011, el número ha aumentado a 10,5 millones en 2012, 11,7 millones en 2013 y, por último, a 14,4 millones al concluir 2014. A mediados de 2015, se calculaba que esta cifra había alcanzado los 15,1 millones, la más elevada en 20 años. Así pues, en tres años y medio, la población refugiada global aumentó en 4,7 millones de personas: casi un 45%.

El factor que más contribuye a esta tendencia es la guerra en la República Árabe Siria. Si se excluye este país, el aumento desde el final de 2011 hasta mitad de 2015 habría sido de sólo medio millón de refugiados (+5%). No hay duda de que el devastador efecto del conflicto sirio se está dejando sentir mucho más allá de sus países vecinos. Además de la crisis siria, han contribuido a las tendencias predominantes el estallido de conflictos armados o el deterioro de los ya existentes en Afganistán, Burundi, la República Democrática del Congo, Malí, Somalia, Sudán del Sur y Ucrania, entre otros.

Mientras tanto, el número de refugiados que ha podido retornar a su país de origen ha seguido una tendencia descendente, lo que indica que muchos refugiados seguirán viviendo en el exilio en los próximos años. Según las tendencias observadas, el África subsahariana acoge al mayor número de refugiados (4,1 millones), seguido de Asia y Pacífico (3,8 millones), Europa (3,5 millones) y Oriente Medio y el Norte de África (3 millones). A mediados de 2015 América acogía a 753.000 refugiados (véase Tabla 1).

Por origen

Los diez principales países de origen de refugiados registrados a mitad de 2015 eran los mismos que al comienzo del año. Sin embargo, la posición de cada país dentro del grupo varió durante el periodo que abarca el informe.

La República Árabe Siria seguía siendo el principal país de origen de refugiados, con una población refugiada de 4,2 millones a mitad de 2015, cifra que ha aumentado de forma espectacular desde el final de 2010, cuando era inferior a 20.000 personas. Así, desde mediados de 2014, la República Árabe Siria sustituye a Afganistán como primer país de origen de refugiados del mundo, puesto en el que Afganistán se había mantenido durante más de tres decenios.

La población refugiada siria aumentó en más de 300.000 personas durante el periodo que abarca el informe.

Los países vecinos siguen sufriendo el fuerte impacto de la crisis, y el número de sirios inscritos en Turquía (1,8 millones), Líbano (1,2 millones), Jordania (628.800), Irak (251,300) y Egipto (131,900) sigue siendo elevado. Fuera de la región circundante, Alemania acogía a 66.000 refugiados sirios, frente a los 41.000 de seis meses antes.

La población refugiada afgana permanecía relativamente estable en alrededor de 2,6 millones. El proceso para renovar las tarjetas prueba de registro de refugiados afganos en Pakistán finalizó en marzo de 2015. Este trámite se tradujo en un aumento neto del número de refugiados afganos inscritos de casi 80.000 personas, incluidos cerca de 10.000 recién nacidos, aunque se compensó en parte con el retorno voluntario de alrededor de 46.000 refugiados afganos desde Pakistán y la República Islámica de Irán. Ambos países seguían acogiendo a la mayoría de los refugiados afganos, con 1,5 millones y 951.000 personas, respectivamente. Así, Afganistán seguía siendo el segundo país de origen de refugiados.

Somalia era el tercer país de origen de refugiados del mundo y el primero del África subsahariana, donde el número de refugiados somalíes permaneció estable en 1,1 millones. Los principales países de acogida de estos refugiados eran Kenia (418.900), Yemen (249.000) y Etiopía (247.300).

En conflicto en curso en Sudán del Sur obligó a decenas de miles de personas a huir a los países vecinos durante la primera mitad del año. Como consecuencia, se calcula que el número de refugiados sursudaneses pasó de 616.200 a principios de 2015 a 744.100 al final de junio de 2015. Esto convirtió a Sudán del Sur en el cuarto país de origen de refugiados del mundo. Etiopía (275.400), Sudán (190.700) y Uganda (179.600) acogían a las mayores poblaciones de refugiados sursudaneses.

El número de refugiados sudaneses se redujo de 665.900 al comienzo del año a 640.900 a mitad de 2015, lo que convirtió a Sudán en el quinto país de origen de refugiados del primer semestre de 2015. Esta disminución se debe en gran medida al proceso de verificación biométrica realizado en Chad, donde se han cerrado o desactivado los expedientes de numerosos refugiados al suponerse que habían salido de Chad. Otros países de origen de refugiados importantes eran la República Democrática del Congo (535.300), la República Centroafricana (470.600), Myanmar (458.400), Eritrea (383.900) e Irak (377.700).

Por país de asilo

A mitad de 2015, los refugiados del mundo residían en 169 países o territorios. Sudán figura ya entre los primeros diez países que acogen a refugiados, sustituyendo a China. Esto se debe en gran parte al conflicto de Sudán del Sur, que obligó a decenas de miles de personas a huir a Sudán, como se acaba de señalar. Con esta inclusión, la mitad de los diez primeros países que acogen a refugiados está ahora en el África subsahariana, y cuatro de ellos son países menos desarrollados.

Con 1,84 millones de refugiados en su territorio, Turquía seguía siendo el país que alberga al mayor número de refugiados a mediados de 2015. Esto es un cambio importante, pues hasta 2012, Turquía no estaba ni siquiera entre los 20 primeros países de acogida de refugiados. Al finalizar el periodo que abarca el informe, había 1,81 millones de sirios: el 98% de todos los refugiados inscritos en el país, que en su mayoría vivía en aglomeraciones urbanas. Además, el número de refugiados iraquíes inscritos en ACNUR en Turquía era de 20.600.

Pakistán era el segundo país que acogía a refugiados en el mundo, con 1,5 millones de personas, prácticamente todas procedentes de Afganistán. La renovación de alrededor de 80.000 tarjetas pruebas de residencia de refugiados afganos se compensó en parte con el retorno voluntario de unos 44.700 afganos de Pakistán a su país.

Líbano seguía siendo el tercer país de acogida de refugiados, con 1,2 millones de refugiados bajo el mandato de ACNUR. Al igual que en Turquía, la inmensa mayoría (99%) de los refugiados de Líbano procedían de la República Árabe Siria. A esta cifra hay que añadir 7.300 refugiados iraquíes.

El número de refugiados en la República Islámica de Irán seguía siendo prácticamente el mismo que al comienzo de 2015: 982.000 a mitad de año. Esta cifra incluía a 951.000 refugiados afganos y 28.300 iraquíes. Así, la República Islámica de Irán siguió siendo el cuarto país de acogida de refugiados del mundo.

La población refugiada de Etiopía siguió aumentando en 2015, alcanzando las 702.500 personas a mitad de año, frente a las 659.000 de seis meses antes, como consecuencia de la llegada de refugiados sursudaneses y eritreos, entre otros. Etiopía continuó siendo el quinto país de acogida de refugiados del mundo, y la mayoría de esta población procedía de Sudán del Sur (275.400), Somalia (247.300), Eritrea (139.300) y Sudán (36.500).

El número de refugiados en Jordania bajo el mandato de ACNUR aumentó en cerca de 10.000 personas, hasta alcanzar las 664.100 a mitad de año, en su mayoría procedentes de la República Árabe Siria. La población refugiada en Kenia seguía siendo prácticamente la misma: 552.300 personas. Así, Jordania y Kenia seguían ocupando la sexta y la séptima posiciones, respectivamente, de la lista de principales países de acogida de refugiados.

La reanudación de los conflictos en la región oriental de la República Democrática del Congo y en Sudán del Sur obligó a decenas de miles de personas a huir de estos dos países a Uganda durante el primer semestre del año. Como consecuencia, Uganda albergaba a 428.400 refugiados, un número sin precedentes en el país.

Otros países de acogida de refugiados importantes a mitad de año eran Chad y Sudán, con 420.800 y 356.200 refugiados, respectivamente. Los diez primeros países de acogida de refugiados albergaban en total a casi 8,7 millones de refugiados: el 57% de todos los refugiados bajo el mandato de ACNUR.

Nuevas llegadas de refugiados

Más de 839.000 personas se vieron desplazadas por primera vez a través de fronteras internacionales durante la primera mitad de 2015, y en su inmensa mayoría encontraron refugio en países vecinos o en otros países de la región circundante. Esta cifra se refiere a los refugiados reconocidos prima facie, así como a los inscritos por primera vez que recibieron protección temporal. Otras 221.000 personas recibieron la condición de refugiado o una forma complementaria de protección tras la determinación de la condición de refugiado durante el periodo que abarca el informe.

Captura de pantalla 2016-06-16 a la(s) 20.58.23Los conflictos armados en la República Árabe Siria y en Ucrania fueron la causa principal de estos nuevos desplazamientos, pues la mitad de estas 839.000 personas procedía de uno de estos dos países. Mientras más de 318.000 sirios se registraron por primera vez durante el primer semestre de 2015, la mayoría en los países vecinos, más de 97.000 ucranianos recibieron protección temporal en la Federación Rusa. Excluidas la República Árabe Siria y Ucrania, la inmensa mayoría de las personas desplazadas por primera vez procedía de países del África subsahariana. El estallido de violencia en Burundi, junto con la reanudación de los combates y los combates ya existentes en la República Centroafricana, Sudán del Sur, Nigeria y la región oriental de la República Democrática del Congo han sido los principales factores del gran número de desplazamientos nuevos producidos durante la primera mitad del año.

Más de 140.400 burundeses fueron reconocidos como refugiados prima facie durante el periodo que abarca el informe, sobre todo en la República Unida de Tanzania (69.400), Ruanda (58.700) y la República Democrática del Congo (11.700). Asimismo, se calcula que 118.800 sursudaneses buscaron refugio en países vecinos durante el primer semestre de 2015, principalmente en Sudán (72.500), Etiopía (23.800) y Uganda (17.500). Otros países del África subsahariana afectados por el conflicto armado o la violencia —y que, por tanto, fueron países de origen de nuevos desplazamientos— durante el periodo que abarca el informe son la República Centroafricana (56.200), Nigeria (31.200) y Sudán (22.100).

Contribuciones de los países de acogida

Dos son las medidas principales —una económica y otra no económica— que se emplean como indicadores para evaluar las contribuciones de los países de acogida en relación con la distribución de carga de los refugiados. El uso de ambas medidas parecía señalar que los países en desarrollo soportaban una proporción significativa de esta carga.

Según la medida económica, los primeros diez países están en regiones en desarrollo. Asimismo, según la medida no económica, de estos primeros diez países, los ocho primeros son naciones en desarrollo, mientras que los que ocupan los puestos noveno y décimo son países industrializados.

Si se evalúa el impacto de los refugiados por el producto interior bruto (PIB) per cápita en relación con la paridad del poder adquisitivo (PPA)8, Etiopía ocupa el primer lugar, con 469 refugiados por 1 dólar USA, lo que lo convierte en el principal país de acogida de refugiados del África subsahariana tanto en términos absolutos como relativos. Con 322 refugiados por 1 dólar USA de PIB (PPA) per cápita, Pakistán ocupa el segundo puesto, seguido de Uganda (216), la República Democrática del Congo (208), Chad (193) y Kenia (186) (véase el Gráfico 4).

Si se analiza el número de refugiados por 1.000 habitantes, la clasificación cambia. Según este criterio, el impacto de la crisis siria es más visible, y Jordania, Líbano y Turquía están entre los cinco primeros países. Con 209 refugiados por 1.000 habitantes, Líbano es el primero de la lista, seguido de Jordania, con 90 refugiados por 1.000 habitantes, Nauru (51), Chad (31), Turquía (24) y Sudán del Sur (22) (véase el Gráfico 5).

SOLICITANTES DE ASILO

Durante el primer semestre de 2015 se registraron casi un millón de solicitudes de asilo individuales en 155 países o territorios, cifra significativamente superior que la correspondiente al mismo periodo de 2014 (558.000). Se calcula que el 12 por ciento de estas solicitudes se registraron en “segunda instancia”, ante organismos como tribunales y otros órganos de apelación. Las oficinas de ACNUR registraron 115.200 solicitudes de asilo individuales del total provisional de 993.600 (12%).

Nuevas solicitudes de asilo individuales registradas Durante la primera mitad del año, personas de al menos 190 nacionalidades presentaron nuevas solicitudes de asilo en 155 países o territorios de asilo de todo el mundo.

Alemania, con 159.900, fue el país que recibió el mayor número de nuevas solicitudes de asilo del mundo en el primer semestre de 2015. Esta cifra contrasta con las 173.100 solicitudes de asilo registradas por las autoridades alemanas para todo el año 2014.

De seguir la tendencia actual, es muy probable que Alemania bata el récord de todos los tiempos en 2015. Los datos históricos disponibles desde 1953 indican que el récord anterior se remonta a 1992, cuando Alemania registró 432.100 solicitudes de asilo (véase Gráfico 6).

El fuerte aumento durante el periodo objeto de este informe puede atribuirse principalmente al elevado número de personas procedentes de Albania, Afganistán, Irak, Serbia y Kosovo (S/RES/1244 (1999)) y la República Árabe Siria que solicitaron protección internacional. El número de solicitudes de asilo de personas sirias en Alemania se duplicó con creces, pasando de 12.100 en el primer semestre de 2014 a 32.500 un año después. Por término medio, una de cada cinco solicitudes de asilo en Alemania fue presentada por una persona de nacionalidad siria.

A Alemania le siguió la Federación Rusa, que registró 100.000 solicitudes de asilo. Esta cifra incluye 720 solicitudes de la condición de refugiado y 99.300 de asilo temporal. El conflicto que estalló en el este de Ucrania en 2014 siguió afectando de manera importante a estas cifras, con 98.500 (98%) solicitudes en la Federación Rusa presentadas por ciudadanos ucranianos.

Estados Unidos fue el tercer mayor receptor de nuevas solicitudes de asilo durante el primer semestre de 2015, con unas 78.20012 solicitudes. Esta cifra representó un aumento del 44% (+23.800 solicitudes) respecto al mismo periodo del año anterior. Los solicitantes de asilo de Honduras (+209%), El Salvador (+125%), Guatemala (+102%) y México (+12%), entre otros, explicaron este aumento: la mitad del total de solicitudes de asilo en Estados Unidos fueron presentadas por ciudadanos de estos países, frente al 42% del total de 2014. Esta proporción ha aumentado de modo constante en los últimos años, lo que refleja el deterioro de la situación como consecuencia de la violencia generada por la delincuencia organizada transnacional, la actividad de las bandas y los cárteles de la droga en algunas zonas de la región. En total, El Salvador fue el principal país de origen de los solicitantes de asilo en Estados Unidos, con 8.700 solicitudes, seguido de Guatemala (7.700), México (7.500), Honduras (7.400) y China (7.300).

Hungría ocupó el cuarto puesto, con 65.400 nuevas solicitudes de asilo registradas durante el primer semestre de 2015. Esta cifra multiplicaba por 13 la del primer semestre de 2014 (4.800 nuevas solicitudes) y representó un aumento del 79% en respecto al segundo (36.500). Un gran número de quienes solicitan asilo en Hungría se trasladan después a otros países de la Unión Europea, donde normalmente son registrados de nuevo como solicitantes de asilo.

Durante el periodo abarcado en este informe se observó un cambio importante en la composición y la dinámica de las solicitudes de asilo registradas en Hungría. El primer semestre de 2015 estuvo dominado por los solicitantes de asilo procedentes de Serbia y Kosovo (S/RES/1244 (1999)), con más de 22.800 solicitantes, pero esta cifra descendió a menos de 500 durante el segundo trimestre.

En cambio, en el segundo trimestre se observó en Hungría un gran aumento del número de solicitantes de asilo de Afganistán (13.600 solicitudes, frente a 4.000 durante el primer trimestre) y de la República Árabe Siria (8.400, frente a 2.400). Estos dos países representaron conjuntamente dos tercios del total de solicitudes de asilo en Hungría durante el segundo trimestre. En total, Serbia y Kosovo (S/RES/1244 (1999)) fue el principal lugar de origen de los solicitantes de asilo en Hungría durante el periodo abarcado en este informe (23.300 solicitudes), seguido de Afganistán (17.600), la República Árabe Siria (10.800) e Irak (3.200).

En diciembre de 2015, cerca de 2,2 millones de refugiados sirios registrados en Turquía eran beneficiarios del Régimen de Protección Temporal del gobierno. Además, Turquía siguió recibiendo un número elevado de solicitudes de asilo individuales registradas en ACNUR. En Turquía, la Oficina registró 87.800 nuevas solicitudes de asilo durante 2014, la cifra más alta de la que se tiene constancia y casi el doble que en 2013 (44.800 solicitudes). Durante el primer semestre de 2015, ACNUR registró más de 43.600 solicitudes de asilo, y Turquía se convirtió en el cuarto mayor receptor mundial de solicitudes de asilo individuales13. Con 25.700 solicitudes, los ciudadanos iraquíes presentaron más de la mitad de estas solicitudes. Otros países de origen importantes de solicitudes de asilo fueron Afganistán (12.100 solicitudes) y la República Islámica de Irán (4.300). Otros lugares que recibieron un gran número de solicitantes de asilo fueron Sudáfrica (37.800 nuevas solicitudes de asilo), Serbia y Kosovo (S/RES/1244 (1999)) (37.400), Italia (30.100) y Francia (29.800).

Durante la primera mitad de 2015, las oficinas de ACNUR registraron 110.000 nuevas solicitudes individuales de la condición de refugiado y otras 5.200 en apelación o para revisión. La oficina de Turquía recibió el mayor número de nuevas solicitudes (43.600), seguida de Jordania (14.100), Líbano (10.400), Egipto (8.800) y Malasia (8.800). De todas las oficinas de ACNUR que recibieron solicitudes de asilo durante el periodo objeto de estudio, estas cinco operaciones registraron el 78% de las nuevas solicitudes registradas por la organización.

Por origen

Cuando el conflicto en la República Árabe Siria entró en su quinto año, los sirios seguían siendo el principal grupo de solicitantes de asilo del mundo, con 114.500 nuevas solicitudes de asilo registradas durante el primer semestre de 2015. Esta cifra contrasta con las 59.600 nuevas solicitudes de asilo registradas durante el periodo equivalente de 2014. Ciudadanos sirios presentaron solicitudes de asilo en 104 países o territorios de todo el mundo, frente a 96 un año antes. Aproximadamente dos tercios (67%), es decir, 76.700 de estas solicitudes fueron registradas en cinco lugares: Alemania (32.500), Serbia y Kosovo (S/RES/1244 (1999)) (18.400), Hungría (10.800), Austria (7.700) y Suecia (7.200). Los datos provisionales indican que los índices de reconocimiento de ciudadanos sirios en la mayoría de los países son del orden del 90% o superior, lo que refleja la significativa necesidad de protección internacional de este grupo.

Al continuar el conflicto en el este de Ucrania en 2015, los ucranianos se convirtieron en el segundo grupo en cuanto a número de solicitantes de asilo, con 111.900 nuevas solicitudes de asilo registradas durante la primera mitad de 2015. La mayoría de estas solicitudes se registraron en la Federación Rusa (98.500), Alemania (2.600) e Italia (2.400). Esta cifra contrasta con las 20.300 nuevas solicitudes de asilo de un año antes.

Afganistán fue el tercer país de origen de los solicitantes de asilo en la primera mitad de 2015. Ciudadanos afganos presentaron unas 72.100 solicitudes de asilo durante el periodo abarcado en este informe, cifra considerablemente superior a la del primer semestre de 2014 (26.500). Hungría se convirtió en un importante receptor de solicitudes de asilo, con 17.600 nuevas solicitudes registradas durante la primera mitad de 2015, casi nueve veces más que en el primer semestre de 2014 (2.000 solicitudes) y aproximadamente el triple del número registrado durante el segundo semestre de 2014 (6.500). Aunque Turquía siguió siendo un destino importante para los ciudadanos afganos, con 12.100 solicitudes de asilo registradas durante el periodo abarcado en este informe, Serbia y Kosovo (S/RES/1244 (1999)) se convirtió en un importante punto caliente, pues las autoridades serbias registraron 10.900 solicitudes de asilo de ciudadanos afganos, frente a 420 un año antes. Como en Hungría, un gran número de quienes solicitan asilo en Serbia y Kosovo (S/RES/1244 (1999)) se trasladan después a otros países europeos, donde normalmente son registrados de nuevo como solicitantes de asilo.

Otros lugares de origen importantes de solicitantes de asilo fueron Serbia y Kosovo (S/RES/1244 (1999)) (70.200), Irak (65.800), la República Democrática del Congo (29.300), Albania (26.100) y Eritrea (22.300).

Unos 2,3 millones de solicitudes de asilo estaban pendientes de resolución a mediados de 2015, unas 219.100 más que al comenzar el año. El mayor volumen de solicitudes de asilo registradas en 2015 correspondió a Sudáfrica, con unas 798.100 solicitudes. A Sudáfrica le siguieron Alemania (311.600 solicitudes de asilo pendientes), Estados Unidos (224.500), Turquía (145.300) y Suecia (56.100).

DESPLAZADOS INTERNOS

En el momento de redactar este informe no se disponía de información actualizada sobre el número global de desplazados internos debido a conflictos armados, violencia generalizada o violaciones de derechos humanos14. Las poblaciones de desplazados internos de las que se informa en este documento se limitan a los desplazados internos o personas en situación similar al desplazamiento interno generado por conflictos, a quienes la Agencia extiende protección o asistencia. De ahí que las estadísticas de ACNUR no ofrezcan un panorama completo del desplazamiento interno global.

De acuerdo con las oficinas de ACNUR en 26 países, el número de desplazados internos protegidos/asistidos por ACNUR, incluidas las personas en situaciones similares al desplazamiento interno15, era del orden de 34 millones a mediados de 2015. Esta cifra contrasta con los 32,2 millones al comenzar el año.

Durante la primera mitad del año, al menos 4,2 millones de personas se convirtieron en nuevos desplazados por los conflictos y la violencia en sus respectivos países, frente a 4,1 millones en el periodo equivalente de 2014. Yemen informó del mayor número de nuevas personas desplazadas (933.500),16 seguido de Ucrania (559.000), la República Democrática del Congo (558.000), Nigeria (378.500), Irak (366.500) y Pakistán (309.200).

No se disponía de la cifra de nuevas personas desplazadas dentro de la República Árabe Siria para el primer semestre de 2015. Sin embargo, con 7,6 millones de desplazados internos, la República Árabe Siria seguía siendo el país con el mayor número del mundo por este concepto. A pesar de las preocupaciones relativas a la seguridad, ACNUR pudo asistir a aproximadamente 1,3 millones de estas personas hasta mediados de 2015.

Según el gobierno, 6,5 millones de personas estaban registradas como desplazados internos en Colombia a mediados del año. Otros países donde ACNUR protegía o asistía a poblaciones considerables de desplazados internos fueron Irak (4 millones), Sudán (2,3 millones), Pakistán (1,6 millones), Sudán del Sur (1,5 millones), la República Democrática del Congo (1,5 millones)17, Nigeria (1,4 millones) y Ucrania (1,4 millones). Afganistán también experimentó un aumento del desplazamiento interno de aproximadamente un 50% en comparación con 18 meses atrás, al intensificarse el conflicto, y llegó a la cifra de 948.000 desplazados internos a mediados de 2015.

Con unos 1,4 millones de desplazados internos retornados a sus zonas de origen durante el primer semestre de 2015, unos 200.000 menos que en el periodo equivalente de 2014. Se informó de importantes retornos de desplazados internos en Pakistán y Filipinas, con 336.600 y 334.900 personas, respectivamente. Otros países que informaron de cifras considerables de desplazados internos retornados durante el periodo abarcado en este informe fueron la República Democrática del Congo (193.800), Sudán del Sur (148.500), la República Centroafricana (138.800) y Nigeria (122.700).

PERSONAS APÁTRIDAS

La recopilación de estadísticas exactas sobre personas apátridas ha sido y sigue siendo un desafío para todas las partes interesadas. Aunque se calcula que el número global de personas apátridas es de al menos 10 millones, los datos disponibles para este informe se limitan a unos 3,9 millones personas en 78 países o territorios. Esta cifra contrasta con los 3,5 millones de personas de las que se informó al final de 2014. Este aumento es resultado principalmente de la cifra comunicada recientemente de unas 300.000 personas in Zimbabue, una estimación que afecta en gran medida a población migrante que llegó de países vecinos como trabajadores agrícolas y mineros durante el periodo colonial. Los múltiples cambios en la legislación sobre nacionalidad de Zimbabue han afectado negativamente a la situación de nacionalidad de esta población.

En cambio, en la República Dominicana se informó de una revisión a la baja de la cifra de apatridia. Esta estimación revisada de 133.770 personas apátridas incluye únicamente a las personas nacidas en el país de padres nacidos en otro Estado, y no incluye a las personas nacidas en el país de un progenitor dominicano de nacimiento y uno nacido en otro país, como hacía la cifra informada anteriormente de 210.000.

Esta estimación no incluye a las generaciones subsiguientes de personas de ascendencia extranjera, pues no hay datos demográficos fiables sobre grupos distintos de los individuos de primera generación. Así pues, esta estimación no incluye a todas las personas sin nacionalidad en el país. Se ajustará cuando se disponga de datos oficiales sobre el número de personas que han encontrado una solución de nacionalidad efectiva en virtud de la Ley 169-14.

REASENTAMIENTO

Durante los primeros seis meses del año, ACNUR asistió a unos 33.400 refugiados en 76 países o territorios para salir con fines de reasentamiento. Esta cifra representa un descenso de unas 3.600 personas respecto al periodo equivalente de 2014 (37.000).

Los primeros cinco países que informaron de cifras considerables de salidas para reasentamiento con asistencia de ACNUR fueron Malasia (5.700), Turquía (3.800), Tailandia (3.100), Nepal (2.600) y Líbano (2.400). Estos cinco países representaron en conjunto aproximadamente la mitad del total de salidas para reasentamiento durante el periodo abarcado en este informe.

Personas de unas 62 nacionalidades distintas fueron beneficiarias del programa de reasentamiento de ACNUR durante la primera mitad de 2015. Los refugiados procedentes de Myanmar constituyeron el mayor número (8.600), seguidos de los de la República Democrática del Congo (4.700), la República Árabe Siria (4.000), Irak (3.700) y Somalia (3.500). En conjunto, las personas de estos cinco países representaron el 73% del total de salidas para reasentamiento con asistencia de ACNUR.

RETORNOS DE REFUGIADOS

Hasta cierto punto, los retornos voluntarios de refugiados a su país de origen pueden ser un indicio de estabilidad y seguridad en esos países. Siguiendo esta lógica, es tentador suponer que el número de retornos de refugiados es proporcional al nivel de seguridad que prevalece en su país de origen, pues se espera que los refugiados regresen en condiciones de seguridad y dignidad. Pero esto no siempre es así. El número de refugiados que retornaron ha permanecido bastante bajo en los últimos años. Unas 84.400 personas regresaron durante la primera mitad de 2015, frente a 107.000 durante el mismo periodo de 2014. Aunque el número total de retornos de refugiados en 2014 (126.800) fue ya el más bajo en más de 30 años, las tendencias actuales indican que las cifras de 2015 pueden ser incluso más bajas. Unos 63.800 de los que había retornado a mediados de 2015 lo hicieron con la asistencia de ACNUR.

Las oficinas de ACNUR en 28 países informaron del retorno de refugiados, de los que el número mayor regresó a Afganistán (46.100), Somalia (19.000), Sudán (3.900) e Irak (3.300). En conjunto, estos cuatro países de origen representaron el 85% del total de retornados. Mientras tanto, los países con el mayor número de salidas de refugiados fueron Pakistán (44.700), Yemen (16.500), la República Democrática del Congo (5.100) y Chad (4.900).

No hay comentarios

Dejar respuesta