Al Gore- Defensor de la lucha global sobre cambio climático

Durante más de 40 años, el ex vicepresidente Al Gore ha estado en la vanguardia del movimiento para resolver la crisis climática global.

0
880

Este servidor público desde hace mucho tiempo, dio prioridad a la crisis climática y sus soluciones a lo largo de su carrera como miembro del Congreso, senador y como vicepresidente. En la Cámara de Representantes de EE.UU., Gore organizó la primera audiencia en el Congreso sobre el calentamiento global en 1981. En el Senado, el vicepresidente Gore llevó a cabo numerosas audiencias sobre la crisis climática y organizó una conferencia internacional para discutir su propuesta de un Plan Marshall Global

“una respuesta global unificada a la crisis ambiental en todo el mundo”

Como vicepresidente, Gore alentó el desarrollo de tecnologías de baja emisión de carbono a través de la iniciativa tecnológica Cambio climático y la Asociación para una nueva generación de vehículos para reemplazar el motor de combustión interna. En un esfuerzo por mejorar la educación ambiental a nivel mundial y promover la acción, el vicepresidente Gore estableció el programa GLOBE, que continúa promoviendo la conciencia ambiental entre los niños en las escuelas de todo el país. En 1998, el vicepresidente Gore, en cooperación con la Academia Nacional de Ciencias, desafió a la NASA para construir un satélite que podría estudiar nuestro planeta desde el punto de Lagrange 1 y ayudar a la humanidad a comprender la crisis climática desde una nueva perspectiva. Tras un largo retraso impuesto a principios de 2001 por el entrante Gobierno de Bush y Cheney, DSCOVR fue lanzado con éxito el 11 de febrero de 2015. Desde que dejó el cargo, el vicepresidente Gore ha declarado ante el Senado y Comisiones de la Cámara para instar a la acción sobre el clima.

En el ámbito internacional, el vicepresidente Gore ha jugado un papel crucial en la promoción de la acción mundial sobre la crisis climática. En 1992, el vicepresidente Gore encabezó la delegación del Senado de Estados Unidos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, también conocida como “Cumbre de la Tierra”, es decir estableció la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Como vicepresidente, Gore ayudó a gestionar el Protocolo de Kyoto en 1997, el primer acuerdo internacional sobre la crisis climática. Ha dirigido numerosas cumbres internacionales, como la Conferencia de Bali sobre el Cambio Climático (COP 13) en 2007, la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas en septiembre de 2014 y la Conferencia de Cambio Climático Lima (COP 20) en diciembre de 2014. Para dibujar la conciencia adicional a la crisis climática en el escenario mundial, en 2007, el vicepresidente Gore co-fundó Live Earth, una innovadora serie de conciertos que reunió a 150 actos de fama mundial en 7 continentes. En total, el evento llegó a más de 2 mil millones de personas en 30 países.

En 2007, el vicepresidente Gore fue el Premio Nobel de la Paz Nobel con el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático para “informar al mundo de los peligros planteados por el cambio climático.”

Hoy en día, el vicepresidente Gore mantiene su papel como una de las principales figuras en el movimiento mundial para resolver la crisis climática. Como presidente de la Climate Reality Project-la organización que fundó en 2005, el vicepresidente Gore ha formado a miles de activistas comprometidos para discutir la realidad de la crisis climática y sus soluciones. Un autor de éxito, el vicepresidente Gore ha publicado cinco libros sobre la crisis climática y sus soluciones, Earth in the Balance, Una verdad incómoda, El Asalto a la Razón está en nuestras manos: Un plan para resolver la crisis climática y el futuro: Seis conductores de Cambio global.

Declaración del ex vicepresidente Al Gore sobre el Acuerdo de París alcanzado en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre la 21ª Conferencia de Cambio Climático de las Partes (COP21)

-12 de diciembre de 2015-

“Hoy en día, las naciones del mundo llegó a la conclusión de un acuerdo audaz e histórico, lo que demuestra claramente que la comunidad mundial está hablando con una sola voz para resolver la crisis climática. Dentro de unos años, nuestros nietos van a reflexionar sobre el valor moral de la humanidad para resolver la crisis climática y que se verá al 12 de diciembre de 2015, como el día en que la comunidad de las naciones finalmente tomó la decisión de actuar.

Este acuerdo universal y ambicioso envía una clara señal a los gobiernos, las empresas y los inversores de todo el mundo: la transformación de nuestra economía global de un alimentada por energía sucia a uno impulsado por el crecimiento económico sostenible es ahora firmemente e inevitablemente en marcha.

Los componentes de este acuerdo, que incluye un mecanismo de examen sólido para mejorar los compromisos existentes y una meta a largo plazo para eliminar la contaminación de calentamiento global en este siglo, son esenciales para el desbloqueo de las inversiones necesarias en nuestro futuro. Ningún acuerdo es perfecto, y éste debe ser fortalecido con el tiempo, pero los grupos a través de todos los sectores de la sociedad va a comenzar ahora para reducir la contaminación de carbono peligroso a través del marco de este acuerdo.

El acuerdo de París representa los esfuerzos incesantes de la sociedad civil, los gobiernos, las empresas y los inversores, todos los cuales se han dedicado a esta causa. Por encima de todo, gracias se deben a que el gobierno francés, dirigido por el presidente Hollande, y el ministro Fabio, y las Naciones Unidas, encabezada por el secretario general, Ban Ki-moon, y Christiana Figueres y su equipo en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático “.

No hay comentarios

Dejar respuesta