Estructura defensiva y, sucesivamente, residencia ducal en época de los Visconti (siglos XVI-XV), fue parcialmente destruido en tiempos de la República Ambrosiana (1447-1450) y reconstruido por el nuevo señor de la cuidad, Francisco Sforza. Se convirtió en el refinado marco de una de las más suntuosas cortes europeas en tiempos de Galeazzo María de Ludovico el Moro. En siglos sucesivos, durante las dominaciones extranjeras sobre el Estado de Milán –española (1535-1706), austriaca (1706-1796), francesa (1796-1814) y nuevamente austriaca (1814-1859)– el Castillo pierde el aspecto de residencia ducal y adquiere la función de fortaleza.

Con la unificación de Italia a finales del siglo XIX, el arquitecto Luca Beltrami llevó a cabo una importante tarea de restructuración y el Castillo fue definitivamente restituido a los ciudadanos milaneses, transformado en una sede de museos y en zona dedicado al tiempo libre.

Actualmente es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y de Lombardía, muy preciado por los milaneses y conocido a nivel mundial no sólo como grandioso edificio sino también como lugar que atesora auténticas obras maestras, además de centro dedicado al estudio.

Museos

Museo de Arte Antiguo

Con casi 2000 piezas, es la colección de escultura tardo-antigua, medieval y renacentista más importante de Lombardía. El Museo, que ocupa unas salas que conservan aún frescos de la época de los Sforza y española, presenta obras relacionadas con la historia de la ciudad y de la región, además de obras maestras adquiridas a lo largo del tiempo por el Ayuntamiento de Milán. Pasado el arco de la Pusterla dei Fabbri, antiguamente situado en la muralla medieval de Milán, llaman la atención el monumento funerario de Bernabó Visconti (siglo XVI), obra maestra de Bonino da Campione, y las elegantes esculturas del toscano Giovanni di Balduccio, que vino a Milán para decorar iglesias y las puertas de la muralla de la ciudad por encargo de Azzone Visconti.

A la historia de la ciudad se han dedicado los frisos de la medieval Porta Romana, con los hechos de la toma de la ciudad por Federico Barbarroja en el 1162, y el Gonfalón de Milán del siglo XVI, donde aparece la efigie bordada de san Ambrosio. Del fastuoso período de la dominación de los Sforza se puede apreciar la Sala delle Asse, idea de Leonardo Da Vinci, que vino a Milán por encargo de Ludovico el Moro, y los frescos de la Capilla Ducal y de los apartamentos de Galeazzo María Sforza, donde se encuentran obras lombardas del gótico tardío (Jacopino da Tradate) y renacentistas (Giovanni Antonia Amadeo, Antonio y Cristoforo Mantegazza).

Una vez pasada la Armería, con una selección de armas desde la Baja Edad Media al siglo XVIII, el itinerario termina con dos obras extraordinarias: el monumento funerario de Gastón de Faoix, encargo del rey de Francia Francisco I a Bambaja, y la famosa Piedad Rondanini, última obra, inacabada, de Miguel Ángel.

Pinacoteca

Compuesta por unas 1500 obras, la pinacoteca del Castillo es una de las más importantes de la ciudad. Restaurada en abril de 2005, propone un itinerario que partiendo de magníficos ejemplos de arte gótico tardío lombardo llega hasta las dieciochescas vedute venecianas de Canaletto. Tras una serie de obras inspiradas en el fasto de las cortes de los Visconti y los Sforza, hallamos una amplia sección dedicada al Renacimiento italiano. Se pueden admirar aquí las pinturas de Vicenzo Foppa, de Bergogne y de Bramantino, junto a obras de artistas influidos por la llegada de Leonardo Da Vinci a Milán.

El siglo XVI tardío y el siglo XVII están representados por lienzos de artistas activos en Lombardía como los hermanos Campi, Cerano, Carlo Francesco Nuvolone. Del siglo XVIII se muestran obras del ligur Magnasco, de los lombardos Fra Galgario y Pitochetto.

Con la nueva instalación se han incluido medallas de los siglos XV-XVII, bajorrelieves de madera y esculturas de terracota y mármol.

En este panorama resalta la extraordinario Madonna Taccioli de Bambaja, última adquisición del Museo.

Museo Egipcio

Un interesante recorrido didáctico permite conocer los aspectos fundamentales de la cultura egipcia y admirar su arte y sus objetos. Esta colección es fruto de adquisiciones, donaciones y de las excavaciones arqueológicas efectuadas en El Faiyúm por una expedición italiana en los años 1930. Todo este material aparece expuesto en núcleos temáticos: ejemplos de escritura sobre piedra, madera y papiro, imágenes y cartuchos de faraones, figuras divinas antropomórficas y zoomórficas, amuletos de diferente forma y significado, estatuillas de ushabty de madera, piedra y cerámica, vasos canopos, objetos relacionados con la vida cotidiana, sarcófagos, momias de hombres y animales, y máscaras funerarias.

Museos de Prehistoria y Protohistoria

Dotado de paneles didácticos que contextualizan el material de las colecciones y ayudan a comprender la función y las técnicas de fabricación de los objetos expuestos, el itinerario muestra las principales culturas que se sucedieron en Lombardía desde el Neolítico (milenios VI-IV a.C.) hasta el período de la romanización (siglos III-I a.C.). El Neolítico está representado principalmente por material de la cultura de la Lagozza di Besnate (primera mitad IV milenio a.C.), la Edad de Bronce (2200-900 a.C.) por material de la cultura de los palafitos (siglos XVI-XIII a.C.) y por los ajuares funerarios pertenecientes a las culturas de la Scamozzina Monza Alba (siglos XIV-XIII- a.C.) y de Canegrate (siglo XIII a.C.). El itinerario concluye con la exposici{on de objetos pertenecientes a la cultura céltica de La Tene y al mundo gálico lombardo (siglos IV-I a.C.), que incluyen restos arqueológicos romanos.

Museo de Artes Decorativas

Incluye piezas excepcionales que muestran el trabajo de maestros de la talla, ceramistas, escultores, orfebres, armeros, tapiceros y tejedores, que van de los siglos XI al XVIII. Junto con la rica colección de cerámicas y mayólicas renacentistas de Faenza, Urbino y Pésaro, vemos piezas lombardas del siglo XVIII creadas por Felice Clerici y Pasquale Rubati y también maravillosas porcelanas de Meissen. Entre las obras más valiosas de la colección destacan los Tapices Trivulzio, obra maestra de producción lombarda, tejidos a partir de cartones de Bramantino entre 1504 y 1509; los marfiles tardo-antiguos y medievales; los objetos litúrgicos y los esmaltes de Limoges que, junto con los vidrios y los bronces de pequeño tamaño, ilustran sectores de la producción artística poco conocidos para el gran público.

Museo de Instrumentos Musicales

La colección, que nace de la pasión del maestro Natale Gallina –es la segunda de Italia y una de las más importantes y completas de Europa– atesora instrumentos europeos y otras partes del mundo.

Se exhiben espléndidas piezas de los violeras cremonenses, como un violín firmado por Andrea Guarneri, famosas creaciones de violeros de Milán, como la viola de Giovanni Grancino, y obras únicos, como la guitarra Mango Longo, el oboe de marfil de Anciuti y el doble virginal del flamenco Ioannes Ruckers (hacia el 1600).

Museo del Mueble

Recientemente reformado por Perry King y Santiago Miranda con la exposición “De los Sforza al design”, el Museo ilustra seis siglos de historia del mueble con valiosas piezas realizadas entre finales del siglo XV y el siglo XX. Dispuestas en una recreación real de los ambientes, que ilustran el contexto histórico, artístico y coleccionístico de los muebles y también su función original, las piezas están distribuidas en grupos coherentes y mezcladas con objetos de arte, pinturas y grabados de la época, gracias a originales soluciones expositivas.

Otros

El Castillo cuenta con una colección de Grabados de Achille Bertarelli (1863-1938), una Sala de Archivo Fotográfico con más de 600.000 imágenes desde 1840 a la actualidad, y tres bibliotecas: la Arqueológica y Numismática, la Biblioteca Trivulziana que es el Archivo Histórico Cívico, y la de Arte. Además cuenta con la Colección Vinciana que posee más de 5000 volúmenes entre manuscritos, fondos antiguos y modernos y más de 2000 fotografías sobre Leonardo Da Vinci. La Coleección constituye el centro más importante de estudios vincianos.

Para más información www.milanocastello.it

No hay comentarios

Dejar respuesta