Sr. Embajador muchas gracias por recibirnos y brindarnos este tiempo.

Muchas gracias a ti por este espacio.

En principio me interesaría saber cuál es la misión principal de la embajada de Líbano en Argentina.

Como en cualquier embajada, uno tiene varias áreas para actuar. En principio representar a su país como se debe, tener buenas relaciones con el gobierno argentino, con los varios ministerios y sobre todo con la cancillería, con quien hay mucha afinidad, y ya desde hace 70 años que tenemos buenas relaciones.

También hay un aspecto cultural y otro sobre renovar la conexión con la colectividad que tenemos en el país. Hay casi un millón y medio de personas de origen libanés. No árabes ni sirio-libaneses, ni turcos, sino libaneses.

Desde el aspecto cultural estoy dando muchas charlas en varias universidades y organizaciones sobre el Líbano, su cultura, su manera de ser. Porque es un país diferente a todos los que se encuentran en la región del Medio Oriente. Aunque sea el más chiquito. Hay un dicho que dice que “el Nilo es para Egipto, el desierto para Arabia y la montaña y la nieve para el Líbano”.

Allí bien tu sabes, en 20 minutos puedes estar esquiando, como nadando, y de camellos nada. Hay algunos en el zoológico y el resto para alguna atracción turística. Y esto es lo que hay que mostrarle a la gente, porque hay una gran confusión aquí, incluso dentro de la comunidad. Algunos dicen “bueno si venimos de allí de los árabes”, pero no tienen una buena idea de su país, de la tierra de sus abuelos o sus padres.

Si, de hecho para el argentino promedio es como que el sirio-libanés es una sola cosa, cuando en realidad o venís de Siria o de Líbano.

Exacto. Y es como si fuera un argentino a la China a vivir y se encuentra con un chileno y hacen un club argentino-chileno, pero no significa que son lo mismo. Entonces tenemos este deber de hacer ver que cada país es separado, cada país tiene su identidad y su independencia.

¿Y sobre el aspecto comercial con la Argentina?

Sobre este aspecto, bueno, uno no puede compara a Líbano con Argentina, nuestro país es la mitad de Tucumán, pero hay que fortalecer estas conexiones comerciales, aunque siempre esté a favor de Argentina. Líbano es muy parecido a la Argentina en el sentido en que tenemos vinos, uvas, manzanas, peras, dátiles. Entonces tenemos muchos micro climas, donde se puede comer un aguacate o lo que se desee.

También quiere rescatar que aquí estamos en Argentina, y como dijo el Papa Francisco, “el Fin del Mundo”, entonces, siempre el flete para el Líbano, cuesta mucho para llegar, y es más favorable que nosotros importemos desde Europa. Pero hay relaciones comerciales con Argentina.

¿Cuál es el principal recurso que se exporta a Líbano e importa desde allí?

Argentina lleva mucha yerba mate y productos farmacéuticos. Argentina está muy bien avanzada en este rubro.

Y el Líbano exporta especial, curtidos, vino y un poco de frutas secas y mermeladas.

El año pasado por ejemplo, fui a Río Negro y vi las manzanas que se caían de los árboles, y sin embargo Líbano exportó manzanas a Argentina, y bueno, no entendí bien porque.

Ahora esperemos que con la nueva administración y la salida de Argentina hacia el mundo, aunque parece que ahora el mundo viene hacia Argentina, que cambien las cosas y se abran la importaciones, exportaciones.

¿Cuál sería uno de los mercados que a Líbano le interesaría que Argentina abra hacia su país?

Pues puede ser la carne, buen pescado, y cosas alimentarias.

¿Ustedes importan carne solo por rito Halal o eso no es importante?

No, en el Líbano no es como en los otros países árabes, donde puede ser que pidan que sea Halal, en el Líbano, por ejemplo yo soy cristiano y comemos de todo como aquí. La carne no necesariamente tiene que ser Halal. Puede ser sí para un porcentaje del mercado, ya que en el Líbano la mitad de la población es musulmana y puede ser que prefieran eso, pero no es obligatorio.

Dentro de esta misión de expandir o de hacer conocer la cultura ¿Se comienza con el Líbano actual o se va a la parte histórica antigua como por ejemplo los Fenicios a quienes les debemos el primer alfabeto?

Si, siempre que hablo, hablo desde toda la historia, porque tuvimos un pueblo muy importante desde el alfabeto (Ver en RM La primera escritura comunicación escrita), hasta la primera escuela de leyes, el descubrimiento del vidrio. De hecho los fenicios eran comerciantes de primera categoría y llegaron hasta prácticamente todo el mundo. Construían las barcas de los cedros del Líbano. Pero no es solamente sobre la historia antigua, es importante hablar de los últimos 40 o 50 años.

También tuvimos dos premios Nobel libaneses, uno en medicina y el otro en química y es muy importante, y más de 500 autores que son francófonos y escriben en francés. Tenemos a Habib Malik que hizo uno de los primeros borradores de los derechos humanos en los años ’40 en Naciones Unidas. Hemos contribuido mucho a la humanidad, y es una tierra donde Cristo estuvo en Sidón, en Tiro y también los apóstoles. Es una mezcla de cultura porque estuvieron los arameos primeros, los cananeos, fenicios, luego los romanos, más tarde la conquista árabe, que hoy es nuestro idioma oficial.

Estando allí uno de las cosas que destaco es la convivencia entre las culturas, se puede entrar a una Mezquita, y visitar también alguna Iglesia Ortodoxa que se encuentra en el mismo quartier.

Pues esta es una de las particularidades del Líbano, y lo que destaca de otros países porque allí todas las religiones viven y tienen los mismos derechos. De hecho en Líbano no se menciona que la religión del Estado es Islam, porque es multi religioso.

Por eso el Papa Santo Juan Pablo II lo llamó “el país mensaje” porque es un país con un mensaje de tolerancia, de convivencia y de libertad.

La libertad es muy importante para un libanés. Y tu ves en todo el mundo, en Brasil hay 6 u 8 millones de libaneses, en Australia, Canadá, en EEUU, y todo eso porque no quisieron vivir debajo del Imperio Otomano que los maltrataba, que los perseguía por la religión. Y hoy si le preguntas a un libanes que prefiere: la seguridad o la libertad en el Líbano, responden la libertad. Porque si no somos libres, no se puede vivir.

Eso demuestra que es un pueblo muy resiliente, incluso a pesar de las atrocidades después de la Guerra de 1982, después del 2000, no ha perdido la economía interna, la estructura interna.

Una guerra que duró casi 30 años en el Líbano, interna y externa, porque las potencias alrededor influyen. Nosotros manejamos la teoría de los dos elefantes en una habitación: si hacen el amor nos aplastan, y si se pelean también. Así que siempre hemos tenido vecinos no tan amables. Y no imagino otro país que luego de ese tipo de guerra, pueda resucitar. Pero en nuestro historia esto existe como en el mito del Ave Fénix que se levanta de sus propias cenizas. Por eso yo digo una cosa aunque no sea muy diplomática: Aunque caiga el Estado, nunca se va a caer la patria y el amor de la gente a sus raíces, a su país, a su tierra, a sus casas, porque allí como es un pequeño país, no hay mucha movilidad. Cada uno allí conoce su origen y una valor de familia muy importante.

A nivel turístico, qué lugares recomendarías.

Ahora por la situación de las guerras allí ha a caído un poco el turismo y también a veces llegan las noticias muy exageradas. En las partes fronterizas tal vez haya algún conflicto, pero yo puedo recomendar ir a Biblos, donde se creo el primer alfabeto, que es muy bonito. A los Cedros Sidón, a Tiro, y sí además de la capital Beirut, si se pudiera ir a Baalbek que es hermoso, conocer la gruta de Jeita, que se puede votar con la octava maravilla del mundo, y que es muy bonita.

Y la comida, se come muy bien allí en cualquier restaurante. Aquí sinceramente todavía hay un poco de confusión sobre las diferencias entre la comida libanesa, armenia, árabe, y a mi me gustaría sinceramente que venga alguien que sepa bien de la comida libanesa, porque tiene sus particularidades.

Qué opina sobre la causa palestina

Es una causa justa. Y si se puede resolver el problema de los palestino, se resuelven casi todos los problemas en el Medio Oriente.

¿Y sobre el ISIS?

El ISIS no nació de la noche a la mañana y muchos países tuvieron que ver con la creación del ISIS, crearon un monstruo que no saben como parar. Y tomo esta oportunidad para pedir más ayuda a las fuerzas armadas libanesas porque son la lanza contra este extremismo y para frenar al terrorismo.

Líbano siempre paga con las vidas de sus soldados, hijos, maridos, hermanos y por causas externa, no por cosas o conflictos creados por nosotros.

Y creo que en el Islam hay que modernizarse un poco. Lo que están enseñando en las escuelas en las Mezquitas, no digo en todas, porque el Islam no es este Islam que estamos viendo decapitando y matando, sino que es una religión de misericordia, de paz. Pero lo que estamos viendo ahora es un Islam que es un barbarismo, y nada que ver con el humanismo.

Para terminar  ¿en qué consideras que la diplomacia del siglo XXI debería enfocarse?

Bueno, si mi vecino no está bien, yo no voy a estar bien. Ya estamos es un mundo globalizado, hay que pensar en términos más grandes que naciones.

Hay muchos problemas para nuestros hijos y nietos: el cambio climático, las enfermedades que ya deben desaparecer.

Lamentablemente las grandes farmacéuticas yo creo que tienen una cura para hasta el cáncer, y no piensan en el humano como un ser humano, sino como un objetivo a quien venderle. Y la hambruna en el mundo, sin agua. Hay que ver estas cosas, pero también hay que resolver problemas como el conflicto Palestino, todas las injusticias de ese tipo, porque vamos a tener problemas más grandes y más graves en el futuro. Y estos problemas van a quedar chiquitos. Hay que apagarlos para poder concentrarse en lo que vendrá. El Desarrollo sustentable, sí es algo importante a ocuparte.

Muchas gracias por su tiempo Sr. Embajador.

Gracias a Reconciliando Mundos, un gusto.

No hay comentarios

Dejar respuesta