Siempre es un placer escuchar a Adrián Iaies: solo, en dúo, en trío… En este caso se trata de un trío algo atípico: no existe batería (el típico trío para un pianista sería conformando la base rítmica de cualquier conjunto de jazz, con un contrabajo y una batería). Mariano oiácono en trompeta (ocasionalmente flugel) y Juan Manuel Bayón en contrabajo son los dos compañeros en esta búsqueda.

Es una formación elástica. De acuerdo con el clima, con el tempo de cada tema, Bayón puede hacer walking o tocar con arco, uno de los instrumentos puede llamarse a silencio dejando a los otros dos conformando un dúo, el piano puede tener una función más rítmico-armónica o ser quien cante la melodía.

Cada pieza está tratada, desde el arreglo, de una manera diferente a las demás. Iaies compuso, arregló y tocó cada nota; y lo hizo con mucha creatividad. Las melodías… Sí, es un disco de jazz con mucha melodía.

La inventiva de Adrián Iaies sigue vigente, capaz de llevarnos tranquilamente de la mano o agitarnos en un bebop como el del primer track del disco, In a twelve mood. Hay lugar para baladas, como La casa vacía, track 5 o la muy romántica Solo París cuando llueve (10); para homenajes (a Mingus en el track 8, Un perro, un fusil y un contrabajo) y también para pequeños bonus como son las versiones “a mano alzada” de algunos de los temas.

Si tienen algún amigo melómano o alguna persona de aquellas que “no entienden” o “no les entra” el jazz, Cada mañana te trae es un buen disco para regalarles. Es música más allá de cualquier género o etiqueta: sensible, inteligente, sorprendente y conmovedora a la vez. Una pequeña gran obra maestra.

Te invitamos a escuchar algunos de los temas del disco en la web del Clubdeldisco.com ◊

 

Más información: http://www.adrianiaies.com/home/

 

No hay comentarios

Dejar respuesta