La Organización para la Agricultura y la Alimentación (por sus siglas en ingles FAO) es un organismo especializado de la ONU, dedicado principalmente a combatir los problemas de hambre y desnutrición en todo el mundo. Bajo la órbita de la Organización de las Naciones Unidas, en 1945, representantes de 44 países acordaron la fundación de una organización permanente que se ocupara de tratar los problemas de acceso a una alimentación adecuada que afectaban a millones de personas alrededor del mundo. Desde su fundación, hace casi 70 años, la FAO fue consolidando su estructura y funcionamiento, aumentando la cantidad de miembros, sus recursos y capacidades.

Hoy en día cuenta con 191 miembros permanentes, ofician a lo largo del mundo y promueve políticas y programas específicos en distintos rincones del planeta. Es un organismo de carácter intergubernamental en el que todos los miembros participan del Consejo Directivo de manera alternada, y cada uno de ellos aporta una cuota anual de acuerdo a su tamaño y sus ingresos. La FAO trabaja de forma conjunta con los gobiernos nacionales en el desarrollo de políticas en materia de agricultura, protección del medio ambiente, pesca y desarrollo sostenible tanto a nivel local como regional.

OBJETIVOS Y FUNCIONES PRINCIPALES

El mayor objetivo y la razón de ser de la FAO tienen que ver con la erradicación del hambre y los problemas de nutrición en todo el mundo. Alcanzar la seguridad alimentaria y asegurar el acceso regular a alimentos para llevar adelante una vida saludable. En esta línea, y en función de alcanzar este propósito mayor, la organización trabaja en diversas áreas de forma conjunta con todos los países miembro para mejor la situación a nivel regional y global. Los diferentes programas que lleva adelante la FAO se ocupan de distintos aspectos relacionados a los temas de alimentación por un lado y a asuntos de agricultura, pesca y protección de los recursos naturales por otro.

Con el objetivo de construir un mundo sin hambre, desde la Organización brinda asesoría técnica a los gobiernos nacionales para planificar y llevar adelante políticas a nivel local. La FAO no solo desarrolla y lleva adelante programas específicos sino que funciona también como un centro de información y consulta permanente, donde los académicos y profesionales sirven de apoyo para dirigentes de todos los países a la hora de diseñar políticas para el desarrollo de la agricultura, políticas para el cuidado del medio ambiente y los suelos y programas a nivel local y regional para garantizar mayor acceso a los alimentos a los grupos más vulnerables.

La cooperación técnica de los científicos y expertos con distintos dirigentes nacionales y organizaciones no gubernamentales es uno de los pilares del trabajo de la FAO. Así como el área de investigación y la red de información compartida, el trabajo en el campo también resulta fundamental para que las políticas y los programas de la Organización se desarrollen correctamente y alcancen sus objetivos.

PROGRAMAS ASOCIATIVOS DE LA FAO

A través de sus departamentos especializados, la Organización desarrolla diferentes programas; cada uno de ellos responde a necesidades particulares y persigue objetivos distintos. A la hora de llevar adelante un Programa, es fundamental tener en cuenta una serie de factores que hacen a un correcto diseño e implementación.

Es importante en primera medida identificar los grupos más vulnerables a lo que se quiere alcanzar a través del programa; una vez reconocido, es preciso analizar y comprender las razones por las que ese grupo se encuentra en esa posición; luego, se establecen objetivos, prioridades y estrategias a seguir a para la aplicación del proyecto; y por último, se lleva adelante el seguimiento de los resultados y el cumplimiento de objetivos ajustando lo que haga falta de acuerdo a cada caso particular.

Además de la gestión de planeamiento y trabajo de campo, cada proyecto tiene su pata política que responde al trabajo previo para conseguir no solo el apoyo para llevar adelante un determinado proyecto sino también obtener los recursos financieros necesarios a través de la misma estructura de la FAO o bien gracias a aportes de otras organizaciones y Estados interesados.

Es así que, aparte de los aportes ordinarios que recibe la organización a través de las cuotas por parte de sus miembros, la FAO recibe apoyo económico de los países industrializados, de ONGs, y Bancos de Desarrollo para financiar sus proyectos.

Además consigue financiación para muchos otros programas en los que no es el principal responsable y contribuciones voluntarias de otras entidades que respaldan el trabajo de la Organización.

Algunos de los Programas más importantes que la FAO lleva adelante desde hace algunos años:

Programas Especiales de Seguridad Alimentaria (PESA): Este programa involucra a más de 100 países actualmente en los que se lleva adelante el proyecto con apoyo del gobierno local. Trabaja especialmente en países de bajos ingresos con el objetivo de aumentar su productividad y mejorar en materia de seguridad alimentaria.

Una de las primeras tareas del programa es comenzar, con pequeños cambios, a mejorar la posibilidad de producción de los pequeños agricultores que representan uno de los sectores con mayores dificultades de acceso a los alimentos. El programa está enfocado principalmente en las áreas rurales donde se reconocen mayores problemas de hambre y malnutrición. A través de adopción de tecnologías de bajo costo dar un impulso al desarrollo agrícola y conseguir que los países más pobres consigan en el futuro una producción suficiente para alimentar a su población.

Programa Mundial contra el Hambre: Este programa se inició en 2002 y su principal objetivo es reducir a la mitad el número de personas hambrientas en el mundo para el año 2015. En 2002 una de cada siete personas en el planeta no tenía acceso a una alimentación saludable.

Es preciso entonces una fuerte inversión económica además de la voluntad política para afrontar esta problemática y luchar para permitir que año a año más personas dejen de sufrir problemas de hambre y desnutrición. El programa impulsa una inversión en agricultura e impulsa el desarrollo rural sobre todo en países en vías de desarrollo.

Programa de Cooperación técnica: Funciona desde 1976 y es financiado a través de las cuotas de los países miembros.

El principal objetivo del programa es transmitir experiencia y conocimiento técnico a los países que lo necesiten para abordar cualquier tipo de problema técnico en agricultura, pesca, bosques para alcanzar una mejor ejecución de los programas de desarrollo. La asistencia técnica busca resolver aspectos puntuales con resultados tangibles a corto y mediano plazo.

ÁREAS DE TRABAJO

La estructura de la FAO está compuesta por un Consejo Directivo, compuesto por representantes de algunos países que rotan periódicamente, encabezados por un Director General elegido por periodos de tres años.

La estructura se completa con Departamentos que de penden directamente del Directorio y que se ocupan de diversos temas que hacen al mejoramiento de las condiciones para alcanzar un desarrollo estable en pos erradicar los problemas de alimentación. Es a través de estos Departamentos que la FAO desarrolla su trabajo de investigación, diseño e implementación de programas de manera conjunta con gobiernos nacionales y organizaciones internacionales. Cada uno de ellos cumple funciones específicas dentro de la Organización pero trabajan de manera coordinada y complementaria:

Departamento de Agricultura: se ocupa de llevar adelante programas para la inversión y desarrollo en agricultura, para mejorar la producción y facilitar el acceso a los alimentos; Departamento de Desarrollo Económico y Social: esta área de la organización lleva adelante iniciativas para incluir el derecho a la alimentación como prioridad para todos los países. Trabaja para mejorar la situación alimentaria mundial; Departamento de Pesca: se ocupa de la concientización para el cuidado y concientización de los recursos hídricos así como brindar asesoramiento para el desarrollo de la producción de peces; Departamento Forestal: asesoría para una mejor administración de bosques. Combina objetivos ambientales y sociales. Concientiza para evitar degradación de los recursos y conseguir un mejor aprovechamiento y cuidado de los bosques; Departamento de Recursos Humanos y Financiación: se ocupa de conseguir y administrar los recursos de la FAO.

Trabaja en el área administrativa de los proyectos, ocupándose que cada uno de ellos cuente con los recursos necesarios para llevarse a cabo; Departamento de Recursos Naturales y Medio Ambiente: se ocupa del cuidado y la preservación del medio ambiente. Trabaja en el desarrollo sostenible de los recursos; Departamento de Cooperación Técnica: es el brazo operativo de la FAO, transmite conocimientos e información al sector que lo necesite. Responde a las necesidades de cada país o comunidad.

SISTEMAS DE PREVENCIÓN Y SEGURIDAD ALIMENTARIA

Más allá del trabajo que realiza cada área específica, todos ellos responden a un objetivo mayor que es el de conseguir que cada año disminuya la cantidad de gente alrededor del mundo que sufre problemas de acceso a una alimentación saludable. En este sentido, a través de la FAO, y paralelamente a los programas que lleva adelante, se busca influir para integrar el derecho a la alimentación como una prioridad básica en el diseño de las políticas de seguridad alimentaria a nivel nacional y regional.

La Organización trabaja de forma asociada con los gobiernos nacionales no solo para prevenir emergencias sino también para estar preparados para responder de manera eficiente antes cualquier situación de crisis. A su vez, la Organización trabaja desde las oficinas descentralizadas en todo el mundo en el seguimiento y control en los países más pobres, con mayor riesgo a sufrir situación de emergencia alimentaria.

Alianza contra el Hambre y la Malnutrición

La Alianza (ACHM) se forma como resultado de la ¨Cumbre Mundial de la Alimentación: cinco años después ¨, en la que la FAO conjuntamente con otras organizaciones internacionales se comprometieron a trabajar de manera asociada en la lucha por erradicar el hambre en el mundo. Su principal área de interés tiene que ver con combatir el hambre y los problemas nutricionales que afectan en gran medida a los países subdesarrollados. Esta agencia funciona como un espacio en el que se trabaja de manera conjunta entre los diferentes organismos a nivel internacional; La meta principal de la Alianza es conseguir que se cumpla alrededor del mundo con el derecho a la alimentación que se reconoce en la Declaración de los Derechos Humanos, imponer como una prioridad básica su inclusión en el diseño de políticas públicas en todos los países.

La ACHM trabaja en la creación de redes de trabajo, coordinación de políticas, y movilización de recursos entre las diferentes organizaciones. Funciona como nexo entre la sociedad civil y los gobiernos nacionales para trabajar tanto a nivel local como mundial en el desarrollo de políticas eficientes y eficaces.

FAO EN ARGENTINA

Argentina es miembro permanente de la FAO desde 1951. La Organización desde sus oficinas descentralizadas está involucrada y asesora al país en temas de pesca y recursos hídricos, en desarrollo agropecuario y forestal, en la prevención y control de contaminación de alimentos, y en el manejo sustentable del ecosistema.

Como en el resto de los países, la FAO lleva adelante una supervisión del desarrollo de programas específicos a nivel nacional y regional y asesora a los dirigentes en el diseño de políticas específicas para mejorar la producción agropecuaria y facilitar el acceso a los alimentos en zonas más carenciadas del país.

Más allá del trabajo del personal de la FAO en el país, en los últimos años Argentina ha sido foco de algunas críticas por parte del Consejo Directivo de la Organización. En 2008, Cristina Kirchner defendió la aplicación de retenciones al campo que repercute en la exportación de alimentos. En un contexto de emergencia alimentaria a nivel mundial, la política del gobierno argentino no fue bien recibida por los organismos internacionales dedicados a la lucha contra el hambre. De esta forma, esta política no solo ha generado problemas internos para el gobierno, sino que también ha tenido que brindar explicaciones en los foros internacionales.

Compartir
Artículo anteriorLa AGRONOMÍA EN EL ISLAM
Artículo siguienteEl Topo

Lic. en Ciencias Políticas (UBA) con orientación en Relaciones Exteriores. World Poli­tics en Northern Arizona University (Flagstaff, USA).

No hay comentarios

Dejar respuesta