Ayer se presentó el libro Energetismo Secreto de la Vida en la prestigiosa Escuela de Estudios Orientales de la Universidad del Salvador. En el Panel estuvieron presentes, la Directora de RM, María Cecilia V. Benac, Nicola Feruglio, Autor del ensayo, y Roberto Carlando.

Este es un libro no solo útil para el alma, sino que es un ensayo necesario para la liberación de nuestro interior. Su fuente de abstracción se hace en palabras del autor, tan tangible que nos logra someter a ese pensar desde adentro hacia afuera, de iniciarnos en el verdadero proceso del “Pensamiento-Palabra-Acción”. Esa triada vital para el ser humano pensante, y una realidad requerida para la reflexión del hombre contemporáneo. Al finalizar el evento el autor obsequió un ejemplar a la biblioteca de la USAL, y personalmente al director de la Escuela, Dr. Carlos Rúa.

LA ELECCIÓN DEL DISEÑO DE TAPA

Nut, la señora del cielo

Los egipcios , al igual que otras muchas culturas de la Antigüedad, identificaron los elementos primordiales de la naturaleza con dioses. Así, el aire era dios Shu y la humedad, la diosa Tfenis. De la unión de ambos nacieron la tierra, Gueb, y el cierlo, Nut, la diosa creadora del todo el cosmos.

Uno de los títulos de Nut era “la grande que da el nacimiento a los dioses”. De acuerdo con un mito de Heliópolis, el dios Aton había creado el mundo a partir de sis fluidos internos. de esta a forma surgieron los primeros dioses: Shu y Tfenis. Estos dioses procrearon a Fueb y Nut. Según un mito posterior, dios Ra tuvo envidia de ellos y los separarar por medio de Shu, que se interpuso entre sus hijos y les prohibió procrear en cualquier día del año. Gracias a una estratagema del dios Tot, que creo un mes de cinco nuevos días, Nut pudo dar a luz a los dioses más importantes: Isis, Osiris, Set, Neftis y Horus. Además, Nut también aparece en el panteón egipcio como la diosa creadora del universo físico y como la reguladora de los movimientos de los astros.

PARTE DEL PRÓLOGO

Este prólogo a la primera edición en su versión en español fue escrita por la Directora de RM.

El autor nos atraviesa con todas las culturas, autores, filósofos en sus respectivas áreas, como astrónomos, pensadores cuánticos, físicos, artistas, leyendas y mitos, por sobre una expansiva realidad del cosmos de todos los tiempos, y que hoy se hacen un requerimiento para sobrevivir a nuestra era, de una forma sana, mental y espiritualmente. Pero entonces, ¿de qué se trata el libro?

El ensayo está exquisitamente dividido en 12 capítulos. Para el antiguo Egipto el Arcano 12 es aquel que nos trae a la idea de la extensión y la elevación. El movimiento expansivo y su aplicación a todo lo que significa ocupación y posesión. La paciencia que deriva de la elevación, y como resultado, la sumisión absoluta que el ser humano debe sentir el hombre durante su elevación.

En numerología los números se contraen, y este 12 mágico se vuelve en el Tres, retornando a la triada esencial que refiere al acto de crear, al desarrollo material de la forma espiritual.

La fuerza equilibrante de animación universal, es producto de la lucha dialéctica entre la esencia del alma y el Ego pluralizado, concepto que se menciona en varios capítulos, dando origen a la humanidad y por ende, al mundo.

En su primer capítulo refiere a la Energía del recuerdo, es decir a la conciencia como el fenómeno identitario de cada uno. Luego avanza hacia el “Platonismo, cuantismo y gnosticismo”, los 3 ingredientes del ser, de la existencia. De los reclamos del hoy donde pareciera que estamos en una “guerra santa” contra la civilización en sí. Puede sorprender para algunos, las bases de la cuántica en tanto el bosón de Higgs, la partícula de Dios, que no son relacionables con el platonismo, y no tenemos que ser físicos cuánticos. El autor explica de manera didáctica y sencilla la interrelación entre estos conceptos, atado a fundamentos concretos y domésticos. Así la textura de su escritura hace que el texto sea visual para el lector. (…)

Este ensayo habla de un despertar. No le tengamos miedo a la Libertad, a la esclavitud del auténtico yo. Lo que nos ayudará a no caer en el asistencialismo vulgar e indigno.

“La Gnosis es una enseñanza cósmica que aspira a restituir dentro de cada uno de nosotros la capacidad de vivir consciente e inteligentemente” (Samael Aun Weor). Dicho esto, repito: éste es un libro necesario.

Lic. María Cecilia Benac.

No hay comentarios

Dejar respuesta