ASEF

La ASEF (Asia-Europe Fundation) es una institución que funciona dentro de la estructura de la Junta Asia-Europa o ASEM (Asia-Europe Meeting), un organismo creado en 1996 con el objetivo de estrechar vínculos políticos, económicos y culturales entre los gobiernos, las instituciones públicas y privadas y la sociedad civil de los dos continentes. La Fundación trabaja dentro del pilar cultural e intelectual de la ASEM como un espacio para estimular el dialogo y fomentar el intercambio de manera directa, de persona a persona.

836

LA FUNDACIÓN ASIA-EUROPA COMO INSTITUCIÓN DE LA ASEM

En un escenario internacional marcado por el avance de la globalización y la necesidad crear vínculos más estrechos con el resto del mundo, un grupo de líderes europeos y asiáticos dieron, a principios de la década de 1990, el puntapié inicial en la creación de un nuevo espacio para trabajar de forma conjunta impulsando el desarrollo de toda la región. Este nuevo organismo proporciona la plataforma ideal donde actores de culturas, idiomas, religiones y sistemas políticos tan diferentes pueden compartir experiencias y conocer acerca del otro, fomenta el intercambio y facilita el diálogo. En ese contexto, surgió la idea de crear un organismo como la Junta Asia-Europa (ASEM).

La ASEM comienza a funcionar en 1996 tras una reunión en la que 25 líderes políticos dan inicio a un proceso de diálogo informal, con la intención de fortalecer las relaciones entre ambos continentes. Actualmente, tras la primera de las incorporaciones en 2004, la ASEM cuenta con 51 miembros oficiales, siendo 49 de ellos Estados de Asia y de Europa, además de la presencia de la Comisión Europea y la Secretaria de la ASEAN. En la primera cumbre en Bangkok se establecieron las bases de la Junta, sus objetivos, alcances, los métodos de trabajo y su organización. La estructura de la ASEM se sostiene en tres pilares básicos: el pilar político, el pilar económico, y el pilar cultural e intelectual dentro del cual funciona la ASEF.

El pilar político promueve un mayor diálogo a nivel institucional entre Jefes de Estado y Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros. La agenda básica compone los temas más relevantes como la lucha contra el terrorismo, las políticas migratorias, los derechos humanos, además de los asuntos particulares que se presentan en las relaciones bilaterales entre los Estados. La ASEM se convirtió con los años en un importante canal de diálogo donde existe buena predisposición por parte de los políticos para acercar posturas, revisar programas y mecanismos de cooperación que permitan trabajar de forma coordinada para potenciar el desarrollo de ambas regiones. A través de la ASEM se crea un espacio para lograr mayor interacción entre los actores políticos, generar políticas coordinadas en asuntos de interés común y potenciar las relaciones interregionales.

El pilar económico se enfoca en un trabajo conjunto de cooperación para el manejo de cuestiones tales como la globalización de la economía, el desarrollo sustentable, la reducción de barreras arancelarias entre los socios de ASEM y el avance en políticas de inversión entre las regiones.

A través de una organización como ASEM que nuclea a las partes interesadas de ambos lados, se posibilita un diálogo más fluido, mayor entendimiento y buena voluntad para resolver conflictos y avanzar en el desarrollo de políticas económicas que potencien a las dos regiones.

El pilar cultural, intelectual dentro de la estructura de la ASEM, promueve la creación de lazos y estimula las relaciones de persona a persona incorporando a la sociedad civil en todo tipo de actividades. Desde allí, por fuera del nivel más institucional y formal, desarrolla un trabajo orientado especialmente a los actores de la sociedad civil. Los programas y actividades buscan constantemente estimular y mejorar los vínculos entre ambas regiones a través de la organización de programas de intercambio cultural, intelectual, artístico y de educación a través de los cuales estimulan la relaciones interpersonales para lograr un mayor entendimiento y conocimiento del otro.

Muchas de estas iniciativas se llevan a cabo a través de la ASEF, que comenzó a funcionar un año después de la creación de la Junta, en 1997, y aun hoy es la única institución permanente dentro de la estructura de la ASEM. Además de estar enfocada en un área de carácter social promoviendo el intercambio cultural entre ambas regiones y los distintos países, la principal característica de la Fundación tiene que ver con su forma de trabajo informal y basada en las relaciones de persona a persona como método de integración e intercambio. Su rol dentro de la estructura es el de estrechar lazos y generar nuevos vínculos entre la sociedad civil, a través de proyectos culturales y educativos, o la organización de seminarios y congresos sobre todo tipo de temas, desde la crisis social europea o el combate de una pandemia hasta la realización de un libro de comics de manera conjunta entre artistas asiáticos y europeos.

LOS PRINCIPIOS DE DUBLÍN, ORIGEN DE LA FUNDACIÓN

Después de la primera reunión que dio origen a la ASEM, los mismos socios acordaron la creación de la Fundación, una institución que tomó forma en diciembre de 1996 en una reunión llevada a cabo en Dublín, en la que se sentaron las bases para la creación de la ASEF que inició sus actividades dos meses después, en febrero de 1997. El resultado de la cumbre se reflejó en el documento llamado Principios de Dublín (Dublín Principles) que estableció el propósito de la nueva institución, diagramó su estructura, sus funciones y sus objetivos para una vez que comenzara a funcionar.

Desde entonces, el objetivo principal de la Fundación es promover el mutuo entendimiento entre Asia y Europa a través del intercambio intelectual y cultural, siguiendo la misma línea de interacción y cooperación marcada por la ASEM entre ambos continentes. Para eso, se ocupa de la organización de actividades tanto a nivel institucional como a nivel de la sociedad civil en los distintos países miembro. Tiene la función de actuar como mediador y facilitador para la realización de proyectos relacionados a sus áreas de interés, como también la de publicar y organizar actividades de la ASEM.

En los Principios de Dublín, se estipula que la Fundación funcione a su vez como un organismo que no solo organiza sino que además proporciona ayuda financiera para la realización de diferentes proyectos y actividades afines a sus intereses por parte de instituciones públicas, empresas y ONGs de los países miembro. De esta manera, facilita la realización de diversas actividades por parte de otras instituciones a través de la Fundación.

ESTRUCTURA DE LA ASEF

La Fundación es la única institución formal y de carácter permanente dentro de la estructura de la ASEM. Tiene una planta de empleados estables además de funcionarios que representan a cada uno de los socios de la ASEM, quienes cumplen funciones por períodos preestablecidos. Estos directivos pertenecen generalmente al cuerpo diplomático de los países.

En Los Principios establecidos en la reunión de la ASEM en Dublín, se acordó también la estructura y el funcionamiento de la Fundación. La Junta de Gobernadores es la cabeza de la ASEF y está compuesta por un representante de cada uno de los 51 miembros de ASEM. La Junta es el órgano que representa directamente los intereses de los Estados, y es encargada de velar por el cumplimiento de los Principios de Dublín. Los Gobernadores elegidos cumplen sus funciones por período de tres años en los que manejan las políticas de la Fundación, eligen al Presidente y su Vice y establece en su primera reunión las políticas a seguir, los programas y las prioridades de las Fundación para los próximos tres años. Además nombra al Director Ejecutivo y Vice-director de la Fundación a cargo de la implementación de políticas.

La Oficina Ejecutiva depende de la Junta y está a cargo del Director Ejecutivo que se ocupa de la dirección de la Fundación y del seguimiento de los programas. La función de la Oficina Ejecutiva es principalmente implementar las políticas definidas por la Junta; es el nexo entre ASEF y los actores involucrados en los programas y las empresas que financian a la Fundación. La estructura de trabajo de la Fundación esta dividida en cuatro grandes áreas: Intercambio cultural, Intercambio intelectual, Intercambio persona a persona, y el área de Relaciones Públicas de la Fundación. El Director Ejecutivo conduce el funcionamiento día a día de la Fundación, es responsable de la administración y la implementación de las políticas delineadas por la Junta de Gobernadores.

MÉTODOS DE TRABAJO

ASEF desarrolla su trabajo en diferentes áreas de interés, divididas en siete departamentos de trabajo. Cada una de ellos lleva adelante programas y actividades en las que se busca interacción entre ambos continentes, herramientas para enfrentar la crisis, estimular la cooperación y el intercambio. En cada una de las áreas los proyectos y objetivos van cambiando de acuerdo al contexto y a los nuevos desafíos.

Economía y sociedad: En el área de economía y sociedad, a través de la Fundación se intenta brindar soluciones para enfrentar crisis económicas y sociales que sufren, por ejemplo hoy en día, muchos países europeos desde hace unos años. Se busca reducir los efectos negativos de la crisis, generar herramientas para enfrentar el desempleo, o proveer asistencia entre los países.

Desarrollo sustentable: Dentro de esta área se tratan temas como los problemas climáticos que afectan a todo el mundo, la escasez de recursos naturales, la urbanización y concientización del cuidado sobre el cuidado del medio ambiente. La ASEF brinda una plataforma de diálogo donde gobiernos, ONGs, instituciones especializadas en el tema pueden reunirse, aportar ideas y soluciones y trabajar de allí en forma conjunta para mejorar la situación. Dan espacio a científicos y a universidades para participar y formarse en estos temas.

Salud Pública: En relación a la salud, el rol de la Fundación es principalmente la organización de congresos, seminarios y jornadas de trabajo en las que reúnen a especialistas, instituciones, estudiantes para analizar determinados temas, o bien establecer políticas de salud pública de manera coordinada entre los gobiernos, conociendo las necesidades y preocupación de cada uno.

Arte y Cultura: Una de las áreas en las que más se enfoca la Fundación, apunta al intercambio y la diversidad cultural. Promueve y estimula continuamente el intercambio a través de diferentes actividades relacionadas al cine, la fotografía, la pintura entre otras cosas. Apuesta al conocimiento de culturas diferentes, la lengua, las costumbres, conocer mejor al otro para así entenderlo mejor.

Educación y cooperación académica: Así como en todas las áreas, la Fundación a través de su trabajo ligado a la educación, busca apoyar el progreso individual y de toda la sociedad en su conjunto. A través de la organización de seminarios, conferencias y las continuas publicaciones promueve una mejor educación, intercambio no solo a nivel secundario y universitario, sino también a nivel profesional, compartiendo experiencias y conceptos en cualquier área.

Derechos Humanos y gobierno: Dentro de los 51 países miembros de ASEM, existen numerosos sistemas políticos y distintas formas de gobierno. Uno de los propósitos dentro de este área tiene que ver con la posibilidad de comparar, compartir experiencias y analizar las ventajas y desventajas que proporciona cada uno de ellos. Analizar y discutir, intercambiar puntos de vista y opiniones no solo a nivel académico sino también entre los propios funcionarios. Por otro lado, dentro de este espacio se ocupan de la promoción y la defensa de los Derechos Humanos, no solo concientizando sino también involucrándose en los problemas que puedan existir en relación a este tema.

Diálogo intercomunal: este departamento nace por la necesidad de un espacio en el que se pueda acercar a las distintas religiones buscando evitar posibles conflictos en temas sensibles, facilitar el entendimiento y juntar grupos de distintos cultos e incluso con grupos seculares.

Compartir
Artículo anteriorUN ENCUENTRO ECUMÉNICO parte 2
Artículo siguienteLAS RELACIONES SINO-ARGENTINAS
Lic. en Ciencias Políticas (UBA) con orientación en Relaciones Exteriores. World Poli­tics en Northern Arizona University (Flagstaff, USA).