BAN KI-MOON

SECRETARIO GENERAL DE LA ONU. Desde el 1 de enero de 2007, Ban Ki-moon, se convirtió en el octavo Secretario General de las Naciones Unidas, aportando a su cargo 37 años de experiencia al servicio del gobierno de su país, Corea del Sur, y en la escena mundial.

743

Ban Ki-moon es el máximo funcionario de las Naciones Unidas, la organización internacional fundada en 1945 tras la Segunda Guerra Mundial por 51 países que se comprometieron a mantener la paz y la seguridad internacionales, fomentar entre las naciones relaciones de amistad y promover el progreso social, la mejora del nivel de vida y los derechos humanos. Es más conocida por el mantenimiento de la paz, la consolidación de la paz, la prevención de conflictos y la asistencia humanitaria.

El Secretario General presentó el programa de acción para los próximos cinco años en la Asamblea General en la que destacó cinco temas a los que les dará prioridad durante su segunda gestión al frente de las Naciones Unidas. El primero, el desarrollo sostenible; segundo, la prevención de conflictos y desastres, los abusos de derechos humanos y los retrocesos en el desarrollo; tercero, la construcción de un mundo más seguro, que incluya los principios fundamentales de la democracia y los derechos humanos; cuarto, apoyar a las naciones en transición; y quinto, trabajar para las mujeres y los jóvenes.

Además de planear el accionar de la ONU para los tiempos venideros, Ban Ki-moon lleva adelante la participación de la ONU en temas actuales que alertan y mantienen al mundo en vilo, como la situación que atraviesan países como Egipto, Siria, y la relación entre Israel y Palestina.

En relación a la escalada de violencia en Egipto, condenó con los términos más enérgicos, que ha dejado decenas de muertos y centenares de heridos, y urgió al gobierno interino a garantizar la protección de la ciudadanía. La violencia se suscitó durante las manifestaciones de apoyo al depuesto presidente Mohamed Morsi, que derivaron en enfrentamientos con la policía.

Para referirse a Siria dijo, “Las legítimas aspiraciones del pueblo sirio deben abordarse a través de un proceso político inclusivo liderado por los propios sirios que garantice las libertades y los derechos fundamentales para todos”. El Secretario General consiguió que el gobierno de Siria diera permiso a un grupo de expertos de la ONU para visitar tres lugares donde se podrían haber utilizado armas químicas en el marco de la guerra civil iniciada hace más de dos años, aunque la ONU únicamente tendrá como cometido confirmar la utilización de estas armas, no averiguar quién recurrió a ellas. Además, Ban Ki-moon se reunió con la ministra de Justicia y negociadora en las conversaciones por Israel, Tzipi Livni, a quien le expresó su beneplácito por la reciente decisión del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de retomar el proceso de paz.