Fiesta del Sacrificio 2015

Desde Rabat, Marruecos

1581

Marruecos celebra el Eid al-Adha (la Fiesta del Sacrificio) el 24 de septiembre, que coincidirá con el décimo día del mes islámico de Dhu al-Hiyya, 1436 de Al Hégira, según los cálculos astronómicos.

Teniendo en cuenta otras condiciones astronómicas, la luna creciente no debe ser visible en la mitad norte de Marruecos, pero será visible en la región sur de Agadir, el 14 de septiembre. Otros países árabes son propensos a celebrar el Eid al-Adha, el 23 de septiembre.

Durante el Eid al-Adha, musulmanes realizan ciertos servicios, junto con las oraciones del Eid, como simbólicamente sacrificar una oveja, una vaca, una cabra o un camello, en el nombre de Allah.

Aunque el sacrificio no es una práctica obligatoria en todos los grupos de musulmanes, la mayoría de las familias ahorran el dinero suficiente para comprar un cordero o una cabra para celebrar la fiesta y mostrar obediencia a Dios.

Ya entre una semana y tres días antes de la gran fiesta se pueden escuchar los ruidos de los animales que la gente guarda en sus casas y por toda la ciudad se ven pequeños camiones transportando los animales o para vender o recién comprados. Claro que a esto lo acompaña un olor casi insoportable de estos animales que caminan por la calle agarrados de una soga y acompañados por sus respectivos dueños que los llevan a sus casa. Una de las cosas más locas que vi, fue a un señor entrar a un edificio de departamentos con un carnero llevado por una correa.

Sin embargo toda la ciudad se prepara para el gran día y cumplen. Es simplemente mágico y espiritual toda la jornada. Más allá de la gran matanza de animales que esto implica. Desde el segundo rezo, la gente se junta en las mezquitas para hacer sus alabanzas a Dios y comenzar con los sacrificios en el mismo Rey hace de forma pública para dar comienzo al día. Luego la gente comienza a preparar las comidas y en las calles principales como la Sharia Hassan II, Mohamed V y Sharia Madagascar, se realizan ventas en los mercados con descuentos, mucha verdura y fruta, se hace los pequeños fogones para cocinar a los animales. Se invita te de menta y se fuma sheesha, mientras se espera para la hora de la cena.

Compartir
Artículo anteriorEl estatuto de la mujer marroquí MUDAWANA
Artículo siguienteVirtudes en acción el mundo necesita emprendedores
María Cecilia Benac es conferencista, escritora e investigadora. Magister en Políticas Públicas (Flacso), Profesora en Diplomacia y Licenciada en Relaciones Internacionales (USAL). Especializada en seguridad y estudios internacionales. Entre otros posgrados realizados, se destacan los de la Universidad de Leiden (Países Bajos), Emory, Yale (EEUU) e IESE (España). Docente de la Escuela Argentina de Negocios entre otras instituciones. proyecto humanitario comunicacional, el cual dirige hasta la actualidad. Como miembro de Reporteros Sin Fronteras, cubrió los conflictos y guerras en Medio Oriente entre 2010 y 2016. Participando también de Misiones de Seguridad y Acción Humanitaria en Palestina, Egipto, Líbano, Marruecos y Siria. Es periodista y redactora en medios especializados.